Carácter propio

Uno de los documentos de referencia al definir nuestra misión es Misión educativa marista (MEM). Es un texto que pretende ser una visión actualizada de la educación marista. Fue aprobado por el Instituto en agosto de 1998. Consideramos importante resaltar algunos de sus números ya que nos permiten acercarnos a una descripción del marco educativo que queremos reflejar.

  1. La Institución marista tiene su raíz en Marcelino Champagnat (MEM, 1).
  2. Como educadores maristas, compartimos y continuamos el sueño de Marcelino Champagnat de transformar las vidas y la situación de los jóvenes, particularmente los menos favorecidos, (MEM, 30).
  3. El centro de la misión de Marcelino Champagnat era dar a conocer a Jesucristo y hacerlo amar, haciendo de los jóvenes "buenos cristianos y buenos ciudadanos". (MEM 69 y 70).
  4. La educación es nuestro marco de evangelización. Ofrecemos una educación integral, sustentada en la visión cristiana del desarrollo personal y humano (MEM 76).
  5. Con un estilo educativo propio, que se fundamenta en una visión verdaderamente integral de la educación, que busca conscientemente comunicar valores. Hacemos nuestro su pensamiento de que “para educar bien a los niños hay que amarlos, y amarlos a todos por igual”. Según este principio, las características particulares de nuestro estilo educativo son: presencia, sencillez, espíritu de familia, amor al trabajo y seguir el modelo de María (MEM 97 y 98).
  6. La escuela marista es un lugar de aprendizaje, de vida, de evangelización. Enseña a los alumnos “a aprender a conocer, a hacer, a vivir juntos, a ser”. Como escuela católica, es un lugar de comunidad en el cual se vive y transmite la fe, la esperanza y el amor, y en el que los alumnos aprenden progresivamente a armonizar fe, cultura y vida. Adopta el principio de Marcelino de educar a los niños y jóvenes a la manera de María (MEM 126).